Un año más colaboro gustosamente en la iniciativa del CEESC, Carnaval de Blogs, para celebrar nuestro día, el Día de la Educación Social.

El título que plantean este año es muy interesante, “¿Cómo ser Educador/a Social y no morir en el intento?”. Esta pregunta incita a contestarla con varias respuestas que nos influyen como profesionales: precariedad en nuestras condiciones laborales, poco reconocimiento de las administraciones sobre nuestro perfil profesional, errores que cometemos en el desarrollo de nuestra profesión o dificultades que percibimos en nuestro día a día de ejercicio profesional…

Y es precisamente aquí donde me voy a situar para reflexionar en alto, sobre una de mis propias dificultades para ejercer esta profesión nuestra, tan intensa, tan a flor de piel.

Una de las herramientas de nuestro trabajo son las emociones, propias y ajenas. Y es aquí cuando se establece una mezcla intensa, en la que nuestras historias de vida a veces se difuminan entre las historias de vida de las personas que acompañamos. Hace tiempo que aprendí que la objetividad y lo “aséptico” no existen en nuestra profesión, (ni en la vida). Una no puede permanecer ajena a todo. Al mismo tiempo y poco a poco, voy comprendiendo que debo mantenerme en una distancia lo suficientemente sana, para que mi intervención sea lo más respetuosa y profesional posible. Nos mantenemos en una continua búsqueda de equilibrio que en sí mismo supone un trabajo. Trabajar desde la humildad, reconociendo nuestras limitaciones para tratar determinados temas que nos tocan de lleno, supone un aprendizaje vital de respeto y humildad que merecen todas las personas con las que trabajamos. A veces necesitamos separarnos para no contaminar nuestra intervención, para no juzgar, no malinterpretar o no prejuiciar.

20180909_184424

Echo en falta una asignatura dentro del Plan de Estudios del Grado en Educación Social que trate el tema del autocuidado. Cuidarnos es cuidarlos. Autoconocernos, supone entender nuestras experiencias vitales y su expresión en las relaciones que mantenemos con las personas que acompañamos.

Sería interesante que de vez en cuando supiéramos dónde parar, como estrategia de formación personal y profesional.

¡¡Feliz #Edusoday2018 #DiaES #thefinestjobintheworld!!

 

 

 

Anuncios